Volkswagen donó su primer respirador mecánico a la ciudad de Córdoba

El llamado “Dispositivo de Ventilación Mecánica no Invasiva” fue diseñado y fabricado por el sector de Mantenimiento de la planta de transmisiones de Volkswagen en Córdoba. Puede asistir hasta 20 pacientes al mismo tiempo.

Volkswagen Argentina se convirtió en la primera planta en entregar un dispositivo de este tipo, que resulta vital para el tratamiento de las víctimas más graves del Covid-19. En el acto de entrega estuvieron presente autoridades del Gobierno de la ciudad de Córdoba y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

El dispositivo fue diseñado con materiales de la planta y bajo el asesoramiento de la Dra. Perla Pahnke Jefa de Emergentología, y la Dra. Cristina Gómez, Jefa de Terapia del Hospital Municipal de Urgencias.

En marzo pasado, las doce terminales automotrices argentinas agrupadas en ADEFA anunciaron un compromiso para combatir la pandemia del Coronavirus. Entre otros objetivos, se comprometieron a realizar la “apertura de las instalaciones industriales para dar soporte a los fabricantes de sistemas de respiratorios mecánicos para la atención médica de urgencia”.

A la iniciativa de Volkswagen se suman otras dos firmas como Toyota y Ford. La planta de Toyota en Zárate se está preparando para producir 1000 respiradores por día. El tipo de respiradores que se fabricarán son de atención médica de urgencia. Los equipos de alta complejidad sólo pueden ser fabricadas por empresas especializadas y habilitadas (en la provincia de Córdoba hay 2).

Ford unió fuerzas con 3M, GE Healthcare y el sindicato de la unión laboral de trabajadores estadounidenses (United Auto Workers) para prestar sus servicios de manufactura e ingeniería con el objetivo de expandir la producción de equipo médico, como respiradores y ventiladores, que puedan ayudar a los trabajadores de la salud, personal de primeros auxilios y trabajadores críticos, así como a aquellos que han sido infectados por el virus.

Además, ensamblará más de 100.000 protectores faciales a la semana y usará su capacidad de impresión 3D para producir piezas que se puedan usar en equipos de protección y cuidado personal.

Fuente: Economía sustentable

Menú